Refinamiento de impresión

Nuestras láminas se emplean principalmente dentro del sector gráfico, por ejemplo, en portadas de libros, folletos, revistas y carteles. Para ello, el papel y el cartón impreso es laminado, casi siempre como hojas, con films OPP o PET y, a continuación, refinado en caso necesario con barniz y láminas gofradas. El refinamiento de impresión se efectúa con aglutinante de dispersión o termoláminas. Este procedimiento clásico de refinamiento de impresión no solo sirve como protección contra el desgaste, sino también para revalorizar el producto final desde el punto de vista táctil y óptico. Así es como los catálogos, los libros o las tarjetas de felicitación, entre otros, se convierten el productos codiciados y estimulan la decisión de compra. Además, nuestros clientes emplean también los films como laminado para etiquetas o platos para fiestas. Además de la calidad y el precio, otros factores/características importantes son la inocuidad de los alimentos, la tensión superficial, la resistencia a los arañazos, el grado de brillo y los posibles métodos de refinamiento.